Imagen

LOS FANTASMAS DE LA MENTE

Impartido por Alexander Zárate

 

El cine es proyección, una materialización de la caverna platónica, aunque evidenciada como espacio separado donde vivir, delegar o proyectar fantasías de la mente, y, al mismo tiempo, como posible espejo de conocimiento, tal es la interacción en la doble dirección que establecemos con la pantalla de cine.

Por ello, puede resultar interesante explorar cómo en diversas obras se ha planteado el tema de la proyección o desdoblamiento en las mismas historias. Por un lado, servirá para apreciar cómo se tejen discursos simbólicos o subtextos de un modo sutil integrados en la narración, bajo la capa de la peripecia o trama que vive el espectador. Por otro, para apreciar diversos enfoques sobre esta cuestión, la relación entre la realidad y la mente. O cómo se interrelacionan, confunden o complementan. Y cómo sus límites pueden ser inciertos. Los fantasmas de nuestra mente se proyectan tanto inconsciente como conscientemente en la realidad.

Lo real es relacional, según Hegel, pero nuestro relación con la realidad es como si fuera una pantalla. Vivimos, de modo no consciente, la realidad como una pantalla, con nuestras expectativas, proyecciones, especulaciones y evocaciones. Los otros son representaciones para nosotros. Los fantasmas de nuestra mente, de nuestros miedos, de nuestras expectativas, se proyectan tanto inconsciente como conscientemente en la realidad, en la interacción que establecemos con lo real.

 

De este modo, exploraremos el cuestionamiento de la noción de realidad y de su percepción, nos interrogaremos sobre cómo miramos la realidad y cómo la representamos, sobre los difusos límites entre la mente y la realidad, entre la percepción y lo real. Indagaremos en las transferencias emocionales; las proyecciones o sublimaciones sentimentales; los celos como proyección; la mitificación o sublimación, el tema del doble o la relación con el Otro, con lo siniestro o las figuras del cine fantástico desde los fantasmas hasta figuras fuera de lo ordinario, asociadas con lo anómalo o lo monstruoso, como el vampiro o el extraterrestre, nuestros reflejos distorsionados.

Está dividido en cinco sesiones de dos horas de duración

 

1.El espejo de lo sobrenatural.

Películas donde la figura del fantasma, u otra figura fantástica o de condición especulativa (vampiro, extraterrestre…), o un salto en el tiempo, es contrapunto dramático del personaje protagonista. Su realidad no es puesta en cuestión por los personajes, ni se plantea, ni siquiera de modo implícito, si son proyecciones o figuraciones de los personajes. O se corporeiza como enigma irresoluble. Su aparición o presencia es reflejo de la circunstancia emocional del protagonista, de sus anhelos, frustraciones y miedos de los personajes. Son figuras que pueden encarnar la figura del doble o del Otro, lo siniestro:

 

El ultimo escalón, Cloverfield, Jennie, Sinister, La niebla, Suspense, La casa encantada, el cine de Kiyoshi Kurosawa y Jacques Tourneur, Déjame entrar, Dr Jekyll y Mr Hyde, Drácula, Señales, La guerra de los mundos,Tres monos, Cuentos de la luna pálida, Solaris. Hors Satan, Midnight in Paris, Star trek: en la oscuridad, Godzilla, World war Z.

 

2.-Entre la realidad y la mente y el sueño.

 

Películas en las que se hace una separación, o se insinúa esa posibilidad, entre lo que acaece en la mente, en la imaginación o sueños de los personajes, y lo que tiene lugar en la realidad. O se difuminan los límites de tal modo que hay que interrogarse sobre lo que puede ser realidad o proyección mental.

 

Los límites del control, Inland empire, Mulholland Drive, Holy motors, Uncle Boonmee, Origen, 2046, La historia de Marie y Julien, De la guerre, Twixt, Saraband, Cosmopolis, Carretera perdida, El año pasado en Marienbad, Una noche, un tren, Fresas salvajes, Enemy, El club de la lucha, Hiroshima mon Amour, Te amo, te amo, los fantasmas del sombrerero, ¡Olvídate de mí!, I’m not there, Cosmopolis, Transe, Swimming pool, Identity, Tránsito, Sólo Dios perdona. En compañía de lobos

 

3. La mirada incierta

Obras en las que se pone en cuestión si lo percibido es cierto, real, o es reflejo de un trastorno, de una distorsión de la percepción, de una mente o identidad trastornada, enajenada. Se cuestionan los límites de la percepción, en ocasiones en relación con una realidad que puede ser, más que incierta, manipuladora, o por una imagen incierta, equívoca. La realidad es una incógnita, escurridiza, pero quizá, a la inversa, intrusa, moldeadora y capciosa

 

Take shelter, Keane, Spider, El club de la lucha, Sesión 9, El hombre que nunca estuvo allí, En la casa, Flores rotas, Zodiac, Shutter island. J Edgar, El cine de Atom Egoyan.

 

4. Los fantasmas interiores

Películas donde los sucesos de la trama están en relación con el dilema interior del personaje, aunque no se cuestione de modo manifiesto lo que es real o mental o la percepción subjetiva. No hay aparente puesta en cuestión de la realidad o de la mente. O la hay de un modo sutil, alegórico. La realidad es fantasmal en cuanto espacio incierto que refleja los miedos o el peso de un pasado, el lado oscuro, reprimido, el reflejo de lo que se fue o las sombras de un conflicto interior.

 

Barton fink, Laura, La ventana indiscreta, La habitación del pánico, Seven, El protegido, The game, Hombre del oeste, Master and commander, Skyfall, Collateral, Prisoners, Kauwboy, Lejos, Tú y yo .

 

5.Los otros como pantalla (I).

 

Transferencias emocionales. Mitificación y sublimación. Los otros como espejos de las propias emociones, de lo que anhelamos o tememos. La figura del Otro como aspiración y referencia, como modelo a imitar o al que pertenecer. El amor como proyección y modelación. El proyector mental de los celos.

Mitificación, el modelo y el epígono: El tren 3’10, jesse james,

Sublimación y decepción: Retratos de una obsesión, El año en que vivimos peligrosamente. La pantalla quebrada: Red road, Exótica. La proyección de los celos: El infierno, Carretera perdida, Eyes wide shut

 

6.Los otros como pantalla (II)

 

La pantalla herida: Cosas que perdimos en el fuego, My blueberry nights, Deseando amar. Las invocaciones de la ilusión: La hija de Ryan, Los puentes de Madison. Idealización y abismos, proyecciones y desenfoques: Vértigo, Two lovers,Deep blue sea, La mejor oferta, Vicky Cristina Barcelona, Hadewijch, Her, La pianista, El cine de Luchino Visconti (Senso, Noches blancas, Muerte en Venecia, Ludwig) o de Max Ophuls (Carta de una desconocida, Madame De…, Le plaisir, Lola Montes). .

 

Precio: 10 euros por sesión. 60 las SEIS.

Contacto: alexzarate14@gmail.com

Anuncios