El jueves pasado en ‘Cuatro espacios de cine comenzamos explorando las cualidades expresivas de la velocidad de los movimientos de plano, con ‘El hombre elefante’ de David Lynch, y contrastando, según la evolución dramática, los de ‘Magnolia’ de Paul Thomas Anderson y ‘Alien’ de Ridley Scott. Proseguimos con las resonancias expresivas de la relación entre el movimiento de cámara y el fuera de campo en ‘Frenesí’ de Alfred Hitchcock, ”Dies irae’ de Carl Dreyer, ‘Déjame entrar’ de Thomas Alfredson’ y ‘La habitación del pánico’ de David Fincher, la cual también nos dio la oportunidad de atender el plano secuencia y sus reencuadres, así como en ‘Boogie nights’ de Paul Thomas Anderson o ‘La mirada de Ulises’ de Theo Angelopoulos. Y por último, la condición transicional o asociativa, tanto coo eliptización de un largo lapso temporal como circunstancias de vida, en ‘La edad de la inocencia’ de Martin Scorsese y ‘El largo día acaba’ de Terence Davies.

Anuncios