Imagen

Este es uno de los ejemplos de variantes de flashbacks que analizaremos en la última parte del curso ‘Cuatro espacios de cine’

En ‘Yo confieso’ (1953), Hitchcock realizó uno de los más admirables flashbacks dentro de su filmografía. Pertenece a esa variante de ‘revelación’, en su sentido más amplio, desvela lo que se había querido permanecer oculto a los demás, se desvela lo que pretendía cubrirse de cara a la mascarada o representación social ( la fisura de un amor frustrado; un pasado que es una herida no cerrada).Uno de los primeros planos de la evocación es un sorprendente, y elocuente, plano desequilibrado, en el que vemos descender a Ruth (Anne Baxter) una escalera (no recta sino sinuosa) hacia el hombre que amaba (y sigue amando), Logan (Montomery Clift). La imágen tiene la patina de un flu, los movimientos son al ralenti, y la (magnífica) banda sonora de Dimitri Tiomkin incide en esa atmósfera de ensueño, la ilusión de un amor sublime, la música del ideal,

Anuncios